Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate

La cooperación EEUU-Cuba sobre el ébola ¿Vergüenza o diplomacia?

La cooperación EEUU-Cuba sobre el ébola: ¿Vergüenza o diplomacia?
Posted on 7 diciembre, 2014
Por Sherri L. Porcelain*

La propagación del mortal virus del ébola subraya por qué la cooperación
internacional es a la vez complicada y necesaria. Cuando la Organización
Panamericana de la Salud (OPS) extendió una invitación a Estados Unidos
para participar en una reciente reunión hemisférica sobre ébola, la
ubicación y el momento de la reunión se convirtieron en un punto de
contención para algunos líderes cubanoamericanos del sur de Florida. El
congresista Mario Diaz -Balart llegó incluso a llamar la participación
de Estados Unidos como “una vergüenza”.

En primer lugar, la Reunión Técnica Regional de Ébola provocó críticas
porque Estados Unidos envió un representante gubernamental a La Habana.
Los días 29 y 30 de octubre, con la asistencia de 34 países, los
participantes en el cónclave se reunieron para determinar las
deficiencias en materia de preparación, discutir estrategias regionales
y ampliar la formación, los recursos y la comunicación de riesgos. La
Casa Blanca envió al doctor Nelson Arboleda, director del Centro de
Prevención y Control de Enfermedades (CDC) para Centroamérica, y Cuba.
El doctor Arboleda fue la elección perfecta. Él es un investigador de
enfermedades del CDC, un líder mundial de la salud, un colomboamericano
criado en Miami que está bien informado sobre los acontecimientos en
América Latina y es profesor adjunto de Salud Global en la Universidad
de Miami, su Alma Mater.

Diplomacia de salud

En segundo lugar, la desaprobación subió de tono porque la participación
del gobierno de Estados Unidos en la reunión de Cuba tuvo lugar durante
una cumbre de ampliación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de
Nuestra América (ALBA) -una organización regional formada para minimizar
la hegemonía estadounidense en la región. La realidad de establecer la
seguridad sanitaria mundial al reducir el flagelo de enfermedades
mortales no siempre puede consumarse a través de los enfoques
tradicionales en las relaciones internacionales. La historia nos
recuerda esos esfuerzos.

La OPS ha desempeñado un papel clave en la facilitación de acciones
regionales en la diplomacia de salud.

Algunos ejemplos incluyen:

Ya en 1901 la Oficina Panamericana de Sanidad, hoy conocida como la OPS,
demostró el poder de la cooperación regional de salud durante los brotes
mortales de cólera, peste, malaria y fiebre amarilla.
En 1924 una reunión regional de la OPS tuvo lugar en La Habana para la
redacción del primer Código Sanitario Panamericano. El objetivo era
evitar la propagación de enfermedades, promover la cooperación para
proteger la salud, estandarizar los métodos de recolección de datos y
protección de la enfermedad y mejorar el intercambio de información de
salud en la región.
La OPS acuñó la frase La salud como un puente hacia la paz en 1984
durante el impacto de la guerra de los contras nicaragüenses que impactó
a Centroamérica. Las campañas de vacunación fueron diseñadas para
promover la cooperación y fomentar mayores negociaciones entre la
guerrilla y los gobiernos. Estos días de tranquilidad o treguas formales
han sido bien documentados en El Salvador desde 1985 a 1991.
Otros retos importantes de cooperación en salud global incluyen tanto
las acciones gubernamentales como las no gubernamentales:

La investigación científica y epidemiológica de colaboración temprana
entre Panamá, Estados Unidos y Cuba sobre la fiebre amarilla fue un
factor clave en la terminación exitosa del Canal de Panamá.
La cooperación entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética durante el
apogeo de la Guerra Fría dejó a un lado las diferencias ideológicas para
erradicar la viruela en forma conjunta.
La unión de los alcaldes de Israel, Jordania y Palestina en la Isla de
Bakoora en Jordania (también conocida comoMontaña de Paz) para discutir
las amenazas de agua, el medio ambiente y la salud pública en las
comunidades establecidas en el valle del río Jordán. Tuve el honor de
participar en las primeras reuniones el 9 de marzo del 2005 para
promover iniciativas de paz a través de actores no gubernamentales, como
Friends of the Earth Middle East en colaboración con los líderes locales
de sus respectivos países.
El papel destacado del Centro Kuvin para el estudio de enfermedades
Infecciosas y tropicales de la Universidad Hebrea, donde la cooperación
científica en la investigación involucra asociaciones con Israel y
Palestina como otro ejemplo de que ambas partes se pueden unir para
hacer la guerra contra enfermedades mortales sin relaciones diplomáticas
formales.
Estos ejemplos tienen el propósito de mostrar que no es necesario ser
“amigos” para unir fuerzas y luchar contra las epidemias. A veces se
necesita actores no estatales académicos, científicos y otros, como la
OPS, para promover diplomacia. Sin embargo, cuando esto se hace a nivel
gubernamental oficial, los países deben reconocer su responsabilidad
colectiva.

Informes de Cuba

La política cubana de retener los informes oficiales sobre brotes de
enfermedades, a pesar de contar con un sistema epidemiológico bien
desarrollado, pone en peligro la eficacia de tales esfuerzos regionales.
Usted no necesita mirar más allá de los informes oficiales de Cuba sobre
los casos de dengue y chikungunya:

Semana Epidemiológica de la OPS, 6 de noviembre del 2014, los documentos
de Cuba reportaron CERO casos de dengue este año en la cara de los
países vecinos que han reconocido miles de casos. Incluso Estados Unidos
ha reportado 297 casos sospechosos.
Semana Epidemiológica de la OPS 7 de noviembre del 2014, Cuba presentó
informe con 20 casos importados, y ningún caso adquirido localmente, de
chikungunya. Todos los demás países del Caribe informaron miles de casos
sospechosos, 64.695 en Haití y y 498.916 en República Dominicana.
La coordinación transfronteriza de las actividades y la divulgación de
los riesgos de salud en un país son factores necesarios para prevenir y
controlar la propagación de enfermedades a nivel global. ¡Ébola! Sabemos
que sin una transparencia efectiva, la diplomacia de la salud se
convierte en una fachada vacía y, peor aún, la seguridad sanitaria
mundial se ve seriamente comprometida.

Esta es la “vergüenza” real, a menos que la OPS tome una posición para
buscar datos veraces.

*Profesora de Salud Pública Global en la Universidad de Miami e
investigadora asociada del Instituto de Estudios Cubanos y
Cubanoamericanos (ICCAS). Este artículo se publica en CaféFuerte con el
consentimiento del ICCAS.

Source: La cooperación EEUU-Cuba sobre el ébola: ¿Vergüenza o
diplomacia? | Café Fuerte –
http://cafefuerte.com/cuba/19898-la-cooperacion-eeuu-cuba-sobre-el-ebola-verguenza-o-diplomacia/

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *