Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate

Cuba desarrolla nueva cepa del ébola – la política

Cuba desarrolla nueva cepa del ébola: la política
¿Qué pasaría si algún contagiado no fuera detectado por los precarios
controles sanitarios de las terminales cubanas y se mezclara con la
población?
martes, septiembre 23, 2014 | Víctor Ariel González

LA HABANA, Cuba.- Como muestra de “infinita generosidad de la
Revolución”, médicos cubanos hacen sus maletas para irse a África
Occidental. Intentarán contener el brote de ébola, allí donde se ha
vuelto una pandemia.

El anuncio de esta oleada de galenos que aterrizará en Sierra Leona –no
se aseguran más países por el momento–, no pudo ahorrarse el discurso de
la ayuda con amenaza; la misma que se ve en los carteles de cualquier
policlínico en Cuba: “tu servicio de salud es gratis… pero cuesta”. Sin
embargo, es poco probable que el gobierno de la Isla esté haciendo el
envío de forma gratuita. No lo hace en Brasil, por ejemplo, donde por
cada médico cubano el gobierno de aquel “hermano país” debe pagar en
moneda fuerte.

Por estos días “no dar lo que nos sobra, sino compartir lo que tenemos”
es la frase más repetida por los funcionarios cubanos en la ONU.
Autoridades como el Ministro de Salud y el de Relaciones Exteriores de
Cuba -Roberto Morales Ojeda y Bruno Rodríguez Parrilla, respectivamente-
han convertido las ruedas de prensa y las asambleas internacionales
sobre el ébola, asunto serio, en tribunas para emitir propaganda
ideológica. El mortífero virus ha resultado la ansiada oportunidad para
presentarnos como los curanderos del planeta.

Por su parte, Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la
Salud (OMS), debe sentirse algo más aliviada de la tremenda preocupación
que supone la infección en África Occidental. A ella no le interesa,
lógicamente, de dónde venga la ayuda. Ya pueden los cubanos declarar lo
que deseen mientras le manden los médicos que tanto necesita.

Dos salvedades innecesarias

Como siempre ocurre con los políticos torpes, el discurso de las
autoridades cubanas tiene detalles que delatan sus intenciones
verdaderas. Y se regodean en esas líneas, quizá sin percatarse que
mientras más insisten en contrastar la supuesta “bondad tercermundista”
contra la no menos ridícula “tacañería imperial”, más se ve que todo es
cuestión de propaganda.

Primero está la aclaración del voluntarismo. ¿Por qué se necesita decir
que los cubanos que irán a África lo hacen voluntariamente? Una pregunta
que surge enseguida es si acaso alguien habría pensado lo contrario. ¿Es
que se pudo haber obligado a los médicos cubanos? Sobre si ese
voluntarismo es cierto o falso, habría que confirmarlo con los propios
especialistas de salida para Sierra Leona. Nadie iba a averiguarlo, pero
ya que se sacó el tema a colación…

Luego viene la parte del exclusivismo. Resulta que los cubanos, capaces
de hacer cualquier sacrificio por el bien de la humanidad y en nombre
del socialismo, están dispuestos a trabajar codo a codo – inclusive –
con especialistas norteamericanos. ¡Vaya concesión! Ahora el mundo puede
respirar aliviado.

Esta última carta jugada por el Ministro de Salud en la conferencia de
prensa que se ofreció desde la OMS despertó la inquietud de algún que
otro periodista presente. “¿Y usted cree que los norteamericanos se
negarían a trabajar con los cubanos?”, preguntó un corresponsal. El
Ministro no se percató del lodazal mediático en que se había metido,
luego de perder una excelente oportunidad de quedarse callado.

Desde hace semanas, varios voluntarios del mundo han estado yendo a la
zona cero, en África, para combatir el avance del ébola. Sólo que el
primer contingente médico con esa importante misión viene de Cuba, que
no suelta prendas sin pedir algo a cambio. Esta vez fue la cobertura, la
plataforma para lanzar su discurso, y quién sabe si algún dinero que
pagará la OMS, y por ende la comunidad internacional.

Malos precedentes para Cuba: dengue y cólera

Para muchos en Cuba ha saltado una alarma. En las últimas décadas han
reaparecido en la Isla enfermedades que habían sido erradicadas,
coincidiendo con el auge de las misiones médicas en el extranjero y la
“desinteresada” cooperación internacionalista de la que el Estado saca
jugosas ganancias.

Sin haber declarado jamás una epidemia en su territorio, en años
recientes el gobierno insular se ha visto obligado a destinar
millonarias sumas a combatir el dengue, un mal que –de la noche a la
mañana– se ha vuelto endémico y ha afectado a cientos de miles de
cubanos en los últimos años. De la misma forma, el cólera se ha
aplatanado y ya las autoridades hablan de él como si siempre hubiera
estado aquí. Las muertes por estas enfermedades no son publicadas en la
prensa oficialista.

El colapso de la infraestructura sanitaria y de tratamiento de residuos,
unido al declive de unos servicios médicos que alguna vez fueron de
excelencia, han propiciado que tanto el dengue como el cólera se hayan
instalado a sus anchas en Cuba.

Lo más peligroso es que cualquiera de esas dos enfermedades no pasa de
ser una simple calentura al lado del ébola. En el último brote de este
virus ha fallecido la mitad de los infectados, siendo su mortalidad
infinitamente mayor que la de cualquier padecimiento conocido en Cuba.
¿Qué pasaría si alguien contagiado con el ébola no fuera detectado por
los precarios controles sanitarios de las terminales cubanas y se
mezclara con la población?

Los espacios dedicados al tema en los medios nacionales y los mensajes
de los funcionarios cubanos indican que, de alguna manera, el ébola
llegó y prendió en una variante muy dañina también: la política. Es la
nueva cepa del virus con la que Cuba está experimentando. Sus
consecuencias son, a largo plazo, incalculables.

Source: Cuba desarrolla nueva cepa del ébola: la política | Cubanet –
http://www.cubanet.org/destacados/cuba-desarrolla-nueva-cepa-del-ebola-la-politica/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *