Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate

Carnavales de abstemios por certificación

Carnavales de abstemios por certificación
HÉCTOR REYES | Santa Clara | 29 Jul 2014 – 10:11 am.

En medio de brotes del cólera, Santa Clara celebró sus carnavales con
una inusual presencia de tropas especiales.

Julio trajo a Santa Clara el carnaval. Estas festividades cubanas se
iniciaron como fiestas profanas de las villas coloniales, y no solo eran
contra el rey, sino contra la Iglesia y la colonia misma. Los cubanos
siempre han sido buenos en eso. Utilizan la fiesta y el sincretismo como
método de lucha, de cohesión de una cultura, un sistema, una nación.

En el siglo XIX aún los carnavales eran festividades religiosas como las
Parrandas de Remedios. Luego, en la República, tomaron un auge más
popular y publicitario. Todo hasta que, en 1953, Fidel Castro utilizó
los carnavales de Santiago de Cuba como camuflaje estratégico para
atacar el Cuartel Moncada, dando inicio a su lucha insurreccional.

Actualmente se celebran los carnavales en homenaje a esa fecha. Como
casi todas las fiestas populares cubanas, a estas las han ligado a la
historia revolucionaria. El colmo es que, celebrándose cada 13 de agosto
una fiesta de barrio santaclareña en la calle Gloria, en los años 70
algún dirigente descubrió quién cumplía ese mismo día, y la convirtió en
fiestas por el cumpleaños de Fidel Castro.

Los carnavales santaclareños comienzan el 25 de julio y terminan el 28.
Mucho han cambiado. “La falta de recursos, los problemas, el bloqueo,
impiden que se hagan con la calidad requerida”, dice un delegado de
zona. Cuando todos saben que lo que se necesita es ganas de hacerlo bien
y no justificaciones.

“Justificaciones que no paran nunca”, comentó un vecino.

Carnaval de boinas negras

El reparto Sandino es el sitio que todos los noviembres acoge a los
fanáticos del equipo de beisbol más estable de la liga cubana, pero en
julio se convierte en zona de carnaval. Este año —de manera más evidente
que otros– las áreas del Sandino se tiñeron cada tarde, cada noche
carnavalesca, de boinas negras.

Las tropas especiales adjuntas al Ministerio del Interior (MININT) se
pasearon entre borrachos, carnavaleros y la alegría del pueblo dando un
tinte de estado de sitio a esta fiesta ciudadana. Unos cincuenta
efectivos rondaron los barrios en carnaval. El Sandino, era el que más
número de ellos mostraba. Otros sitios, como el Parque de La Pastora,
contó con no más de cinco uniformados.

Un profesor universitario que bebía buena cerveza de pipa comentó que
“podía ser por la seguridad ciudadana, pero que sin duda parecía todo un
estado de sitio”.

Seguridad garantizada o no, lo cierto es que no hubo violencia en estos
carnavales de Santa Clara. No hubo grandes peleas, y mucho menos
necesidad de tantas boinas. Lo hizo evidente la imagen de un borracho
que dormía plácidamente, sosteniendo en su mano algunos billetes de
cincuenta pesos, el equivalente a unos unos 15 litros de cerveza cruda.

Carnaval en tiempos de cólera

Carnaval en Cuba es sinónimo de cerveza cruda, ron y mulatas. Los de
este año estuvieron a punto de suspenderse por el brote de cólera en
Santa Clara. Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en la
provincia dejó claro que iba a celebrarse el carnaval, pero bajo ciertas
medidas.

“Se han tomado medidas de higienización bastante precarias, pero
funcionales”, comentó un inspector de los muchos que pasan
constantemente por los tanques cisternas o “pipas” de cerveza cruda que
se expende a granel.

Cabe explicar que es la primera vez que la cerveza cruda está tan buena,
pues cada expendedor y su pipa deben haber sido certificados previamente
por el departamento de Salud Pública regional. Además, está
terminantemente prohibido vender la bebida en envases plásticos,
incluso, cerveza de mejor calidad como la dispensada.

“No hay un solo ‘latero’ en tó esto”… “Es difícil conseguir un envase
donde tomar cerveza”… “Los revendedores les subieron el precio a las
jarras”… Son los comentarios de casi todos los que van al Parque de La
Pastora.

Se aboga por la higiene, pero eso trae consigo el problema de los
envases. Ya se han inventado métodos de expender en un envase
“certificado” y verter el crudo líquido en cuanto recipiente “no
certificado” puedan llenar. Algunos hasta ponen su “envase certificado”
frente al mejor postor con el fin de beber gratis.

“Todo esto es en el tema de la cerveza porque entre los vendedores —y
revendedores— de comestibles hay muchos cuya higiene deja que desear y
continúan vendiendo”, comentó un pipero en el momento que le prohibían
llenar un pomo.

El carnaval santaclareño pasó entre alegría de pueblo, música, baile,
cólera… y la cólera de no poder tomar cerveza barata porque una medida
de certificación se lo impedía a quienes no tenían a mano otra cosa que
una botella plástica… vacía.

Source: Carnavales de abstemios por certificación | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1406621466_9716.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *