Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate

Venta obligada para combatir el cólera

Venta obligada para combatir el cólera
Las farmacias de La Habana deben cumplir con vender una cantidad de
frascos de hipoclorito para echarle al agua. Pero los habaneros no
quieren comprarlo, porque no saben que los amenaza la terrible enfermedad
martes, febrero 25, 2014 | Julio Cesar Álvarez

LA HABANA, Cuba, febrero – La Empresa de Medicamentos del Este de La
Habana obliga a los directivos y dependientes de sus farmacias a vender
una cantidad diaria de hipoclorito, bajo pena de sanción administrativa.

Como si de agentes de venta se trataran, los dependientes de las
farmacias de La Habana tienen impuesta una norma de venta sobre el
hipoclorito, una sustancia utilizada para eliminar del agua posibles
bacterias y parásitos, entre otros.

“Yo tengo que vender diariamente más de 20 frascos de 30 ml de
hipoclorito a un precio de 25 centavos moneda nacional cada uno. Si no
lo hago me imponen una sanción laboral. ¿Qué culpa tengo yo que la gente
no quiera comprar eso. La directora de la farmacia tiene que ir a las
5:00 pm a rendir cuentas al puesto de mando del gobierno municipal. Allí
tiene que explicar por qué su farmacia no cumplió la norma”, se queja
una farmacéutica del municipio de 10 de octubre.

La presión sobre los trabajadores de las farmacias está asociado al
brote de cólera en el país. En estos momentos, dada la situación
epidemiológica delicada que vive la isla, cada gobierno municipal cuenta
con un puesto de mando para monitorear los casos de cólera, dengue, etc.

El silencio de la prensa oficial

Los brotes de enfermedades, como el cólera, no encuentran eco en la
prensa y televisión cubanas.“La prensa no puede ser una caja de
resonancia simplona de los acontecimientos”, afirmó en una ocasión
Antonio Moltó, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Los medios de información cubanos son una caja muda cuando se trata de
informar sobre problemas delicados, como brotes de enfermedades. Hay
cólera en La Habana, pero los habaneros no lo saben, o algunos se han
enterado por alguien que sopló la noticia después de alguna reunión en
el Puesto de Mando del Gobierno Provincial o Municipal, o lo vio
publicado en Internet.

La prensa y la televisión serían de mucha ayuda si se convirtieran en
esa caja de resonancia que rechaza el jefe de los periodistas cubanos.
Sería el medio ideal a la hora de difundir las medidas higiénico
sanitarias capaces de contener o evitar enfermedades, como la de
desinfectar el agua con hipoclorito en aquellos hogares donde no se
hierve para beber.

Ese antológico secretismo ha hecho que la responsabilidad de difundir
dichas medidas higiénico sanitarias, además de estar obligados a vender
los insumos necesarios para ayudar a controlar el brote de las epidemias
recaiga, entre otros, en los dependientes de farmacia.

“Yo he tenido que salir con una jaba de frascos de hipoclorito para
hacer campaña y venderlos en un parque, a la entrada de un policlínico,
en un consultorio de la familia, y ahora aquí, en el portal de esta
ferretería”, dice otra dependiente, que pide no ser fotografiada, ni
divulgar su nombre.

Ante la presión, los dependientes no se han quedado cruzados de brazos.
No han protestado en el Gobierno Municipal por miedo a represalias, pero
han encontrado la solución para que no los sancionen. Una solución
controvertida, pero la única que, según ellos, tienen para salir ilesos
ante tanta imposición absurda.

Cumplir la norma de venta

“Cuando veo que no voy a poder cumplir la norma, compro los frascos que
me faltan yo mismo, y reporto que los vendí en un consultorio. Después
los utilizo para lavar la ropa de cama o limpiar el baño. En mi casa se
hierve el agua, por lo que no necesitamos del hipoclorito”, afirma otro
dependiente, que también prefiere mantener el anonimato.

A veces, los amigos de los dependientes compran hipoclorito y les ayudan
a cumplir la norma. De esa forma los recursos asignados para prevenir
enfermedades van a parar al inodoro o a la lavadora de una casa, y eso
quizás porque “La prensa no puede ser una caja de resonancia simplona de
los acontecimientos”.

Todos los dependientes aseguran que es preferible hacer eso a que les
pongan una sanción por un motivo tan absurdo.

A fin de cuentas, aseguran que ese dinero no es de su salario. Si les
hacen pagar por un medicamento que casi nadie compra, entonces obtendrán
ese dinero con la venta por la izquierda de los medicamentos que todos
buscan.

“Lo que no podemos es coger el dinero de nuestros hijos para comprar
hipoclorito”, aseguran.

Source: Venta obligada para combatir el cólera | Cubanet –
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/venta-obligada-para-combatir-el-colera/

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *