Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.

La isla del grajo

La isla del grajo

Martes, 28 de Agosto de 2012 00:24

Escrito por Hugo Araña

Cuba actualidad, Matanzas, (PD) Ahora en las tiendas, tanto en divisa

como en moneda nacional, un asunto llega al paroxismo: la ausencia de

todo tipo de jabones y de detergentes.

Según las autoridades competentes, todo estriba en que una fábrica de

estos productos recesará por un tiempo debido a reparaciones y

ampliaciones. Por lo tanto, la alarma cundió en la población. El revuelo

motivó todo tipo de reacciones. Hombres y mujeres – más estas últimas-

dejaron otras obligaciones, y se lanzaron con rostros exasperados a

adquirir lo que pudieran por no quedarse sin jabón ni detergente.

Los establecimientos que ofertaban estos necesarios productos se

llenaron de forma inusitada. Las colas fueron gigantescas aquí en mi

ciudad de Matanzas. El vocerío daba la impresión de que presenciábamos

una pelea de gallos (y gallinas, por supuesto). Escenas del neorrealismo

italiano del director Vittorio da Sica volvieron a nuestra mente.

Esta situación, que se ignora hasta cuándo durará, incide negativamente

en nuestras amas de casa. Ahora, en los meses de las vacaciones

escolares, tienen en sus hogares a sus hijos y nietos. Como es lógico,

gastarán más jabón. ¿Con qué se bañarán y lavarán la ropa?

No podía faltar, como siempre sucede en estos casos, la presencia de los

señores merolicos para hacer sus zafras. Han acaparado grandes

cantidades de jabones de lavar y de baño. Muchos -conozco algunos, hablo

por experiencia-, poseen almacenes en lugares misteriosos,

impenetrables. Cualquier día será necesario obtener una visa para poder

entrar en ellos.

Por aquí o por allá, eso sí, en silencio, los merolicos empezaron a

ofertar los jabones a precios exorbitantes. Inalcanzables para el cubano

de a pie. Y repito de a pie, porque es y será la parte de nuestra

población que siempre se perjudica cuando se producen estas situaciones.

En cuanto a *los de arriba*, esos no tienen estas necesidades. Las de

ellos están aseguradas de antemano, no faltaba más.

Lo que más preocupa a este periodista independiente, es que dentro de

poco, pero muy poco tiempo, los malos olores en nuestros ciudadanos

harán acto de presencia. Transitar por nuestras calles o subir a un

ómnibus constituirá un acto que requerirá de mucho valor. Nuestras fosas

nasales sufrirán contantes ataques de la peste a grajo que inundará los

espacios y hará irrespirable cualquier lugar, el que sea. Ni los parques

escaparán de ese tufo pestilente, proveniente de nuestros mugrosos

cuerpos, sedientos de sentir la suave espuma de cualquier jabón, así sea

el de lavar, que nos acaricie en silencio.

Nada, que todo esto es otro logro de la Revolución.

Para Cuba actualidad: malecun@yahoo.es

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/5040-la-isla-del-grajo.html

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *