Cholera in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.

Ciudades-establos

Ciudades-establos

Lunes, Agosto 27, 2012 | Por Alberto Méndez Castelló

PUERTO PADRE, Cuba, agosto, www.cubanet.org – Alertamos desde esta

ciudad la pasada semana: "no hay jabón ni detergente, y el es

escasa y de dudosa calidad".

Gracias a Dios que, aunque el agua sigue siendo escasa y de dudosa

calidad, esta semana los comercios fueron abastecidos y ya es posible

conseguir jabón de lavar y de tocador a cinco y seis pesos, y detergente

desde 50 centavos en divisas hasta cerca de dos pesos en moneda

convertible (cuc).

A menos de 200 kilómetros tenemos epidemias: cólera al sur, en la vecina

provincia Granma, y al oeste, en Camagüey.

Aunque fuentes oficiales lo niegan, se dice que aquí tenemos al menos un

caso de dengue.

"El paciente fue trasladado al provincial con diagnóstico

reservado", dijo a este cronista una fuente médica.

"No tenemos confirmado que sea dengue, pero bien puede serlo", indicó un

funcionario de Pública.

Si toda el área del Caribe está en alerta ante la aparición de brotes de

dengue, particularmente aquí están dadas las condiciones para la

eclosión de esa pandemia.

Una red de acueductos y alcantarillados con salideros a cada paso

mantienen encharcadas no pocas calles de la ciudad, haciéndolas un

paraíso para los mosquitos.

Es verdad: Existe indolencia ciudadana y proliferan los basureros en

plena calle, a las puertas de las casas. Pero también es cierto que el

gobierno mantiene un deficiente sistema de recogida de basura y ejercita

un pésimo control sobre tan importante tarea.

La basura aquí se recoge en carretones tirados por caballos o por

bueyes, sin las mínimas condiciones higiénicas, desbordados y

descubiertos, que a su paso van regando toda suerte de desperdicios por

las calles.

Solo las dos avenidas principales mantienen una limpieza óptima en este

muladar donde convivimos con ratas, cucarachas, moscas y mosquitos.

Pero no es este solo un problema local. Es una situación de degeneración

cívica agravada por el estado de "sobrevivencia sociopolítica" en que

vivimos a escala nacional.

Es cierto: la indigencia propicia la abulia. Pero si los que perdieron

la voluntad poco o nada hacen por su higiene y por la higiene colectiva,

los emprendedores, los que luchan, también propician –o les han hecho

propiciar- el caos en que vivimos.

En pleno siglo XXI nos transportamos en coches tirados por caballos y,

para redondear nuestras entradas o mejorar la dieta, criamos cerdos,

gallinas, conejos y cuanto animal reporte ganancia o alimento. Así

transformamos la ciudad en "ciudad-establo".

¿Imagina usted una ciudad-establo? Animales encerrados en restringidos

espacios, comederos, bebederos, estiércol, orines, olores menos nobles,

enjambres de moscas y mosquitos, y todo esto conviviendo en una urbe

donde el agua es escasa, el jabón es caro y los insecticidas poco menos

que desconocidos.

No sería rara una pandemia de dengue, de cólera o vaya usted a saber de

cuántas otras epidemias en una ciudad-establo. Raro sería que los

arquitectos de los "establos-ciudades" admitan que en ellas las gentes

contraen epidemias. Sabido es que aún no se ha descubierto una vacuna

contra la hipocresía.

http://www.cubanet.org/articulos/ciudades-establos/

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *